11.jpg (2)     Tradicionalmente el origen de la Cábala data de la época de Abraham, quien hace alrededor de 4.000 años fue iniciado en la llamada “Sabiduría Oculta” por Melquisedec.

    En realidad es mucho más antigua, se remonta a la Prehistoria.

  Abraham, después de haber recibido los “Secretos de la Existencia”, se convierte en el padre de varias Escuelas del Alma, que originan varias lineas espirituales en el mundo. Al principio la versión puramente abrahámica de la Enseñanza fue transmitida oralmente. A lo largo de varios siglos fue cambiando su forma externa para que encajara en cada tiempo y lugar, sn alterar su contenido interno. Se entretejió con rituales, oraciones y metafísica. Con el tiempo las formas pasadas de moda fueron reducidas al nivel de superstición religiosa por quienes no entendieron lo que significaban realmente. Se acumuló una cantidad creciente de conocimiento impreciso, ininteligible y oscuro, y se olvidaron significados verdaderos. Por ejemplo, las tribus de Israel representaba los 12 tipos de alma humana, enfoque que se originó en Mesopotamia a partir de conocimientos astrológicos, entendiendo términos absolutos que cambiaban la perspectiva.

   La Cábala, durante la Antiguedad, se enriquece de muchas fuentes: todo lo que resultaba útil era adaptado y adoptado. Se pueden seguir y reconocer influencias mesopotámicas, babilónicas, griegas y helénicas, fenicias, y de las tradicción mística del zoroastrismo, entre otras.

   Nombres importantes en la evolución del conocimiento cabalista son: Filón de Alejandría, Plotino, Maimónides, Picco Della Mirandola, por citar sólo algunos de los más conocidos.

    De la Cábala surgieron diferentes escuelas del alma que originaron, entre otras, rosacruces, martinistas, la línea cabalística no judía establecida por Agrippa, el sistema del Tarot…

   En el siglo XVI Isaac Luria, discípulo de Moshe Cordovero, estableció un sistema propio, diferente del de Cordovero. Desde entonces muchas personas han seguido y siguen su método. El sistema de Cordovero, también conocido como tradición toledana, todavía existe, y es con el que nuestra escuela trabaja. 1.jpg

   Se atravesaron guerras y tiempos de penurias. Surgieron figuras importantes como Baal Shem Tov, que no fue reconocido por los rabinos que ostentaban el poder, y lo vieron como una amenaza.

   Durante el siglo XIX la cábala fue vista como una falsa ilusión cultural.

  En el siglo XX, aunque se realizaron importantes estudios sobre la cábala, hubo poca diferenciación entre la superstición y el material genuíno, y sólo fue considerada como una tradición religiosa de otra época.

   Después de la Segunda Guerra Mundial hubo una verdadera búsqueda espiritual. Ni Iglesias ni Sinagogas eran ya verdaderas escuelas del alma, había una profunda falta de espiritualidad en la religión organizada, y los jóvenes inquietos volvieron su vista hacia el sufismo, el budismo y otras tradiciones ocultas, en busca de respuestas. Así surgió un redescubrimiento de la Cábala, con traducciones significativas, utilizando términos psicológicos y científicos contemporáneos, en una versión moderna de la tradición mística ancestral.